Deducción por alquiler de vivienda en casos de prórroga de contrato de alquiler

En su respuesta a la consulta V0659-19 de 26/03/19 la Administración clarifica su posición ante la aplicación de la deducción por alquiler de vivienda admitiendo tal posibilidad en los casos de prórroga de contrato de alquiler.

A tales efectos pasamos un resumen de dicha consulta:

DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS

Consultante con residencia en vivienda alquilada desde el 2014, por la que venía aplicando la deducción por alquiler de vivienda habitual. En abril de 2018 se prorrogó el contrato, manteniendo todas las condiciones iniciales, salvo el precio del alquiler que se incrementó.

CUESTIÓN PLANTEADA

¿Podrá seguir aplicando la deducción por alquiler de vivienda habitual?

CONTESTACIÓN COMPLETA

La deducción por alquiler de la vivienda habitual estaba regulada en el artículo 68.7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que, en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2014, establecía lo siguiente:

“Los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20€ anuales podrán deducirse el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual. La base máxima de esta deducción será de:

  1. Cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20€ anuales: 9.040€ anuales.
  2. Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20€ y 24.107,20€ anuales: 9.040€ menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20€ anuales”.

Del citado precepto se concluye que, a efectos de poder practicar la deducción por alquiler de la vivienda habitual, se requería que el contribuyente satisficiera cantidades en concepto de alquiler de su vivienda habitual durante el período impositivo, y que su base imponible fuera inferior al límite establecido en la normativa aplicable.

Con efectos desde 1 de enero de 2015, la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifican la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, ha suprimido el apartado 7 del art. 68 de la LIRPF anteriormente reproducido relativo a la deducción por alquiler de la vivienda habitual.

No obstante, lo anterior, la citada Ley 26/2014 ha modificado la disposición transitoria decimoquinta de la LIRPF con la finalidad de regular un régimen transitorio que permita practicar dicha deducción a aquellos contribuyentes que cumplan determinados requisitos. Dicha disposición establece lo siguiente:

 “1. Podrán aplicar la deducción por alquiler de la vivienda habitual en los términos  previstos en el apartado 2 de esta disposición, los contribuyentes que hubieran celebrado  un contrato de arrendamiento con anterioridad a 1 de enero de 2015 por el que hubieran  satisfecho, con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda  habitual.
En todo caso, resultará necesario que el contribuyente hubiera tenido derecho a la  deducción por alquiler de la vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas  por el alquiler de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a  1 de enero de 2015.

 2. La deducción por alquiler de la vivienda habitual se aplicará conforme a lo dispuesto  en los arts. 67.1, 68.7 y 77.1 de la Ley del Impuesto, en su redacción en vigor a 31 de  diciembre de 2014”.

Cumpliéndose los requisitos establecidos en los mencionados preceptos el consultante tendrá derecho a la deducción por alquiler de vivienda habitual.

En lo que respecta a la suscripción de un nuevo contrato de arrendamiento, debe señalarse que el nuevo contrato celebrado con el mismo arrendador, se considerará, a los exclusivos efectos de la aplicación de la disposición transitoria decimoquinta de la LIRPF, como continuación del anterior, por lo que no impedirá el derecho a seguir practicando la deducción.

 

Eugenio Jover Espinosa
Técnico contable
Clarís Gestió i Documentació

 

¿Interesado en recibir más información al respecto? Haga clic aquí para inscribirse a nuestra newsletter.