Tributación IRPF familias de acogida

Hechos

La consultante expone que realiza programas para estudiantes extranjeros. Dichos estudiantes se desplazan a España y se alojan en familias españolas, conocidas como familias anfitrionas o de acogida. Dichas familias prestan a los estudiantes servicios de manutención y alojamiento.

Cuestión planteada

Tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF, de ahora en adelante) de la actividad realizada por las familias anfitrionas o de acogida, si ésta constituye una actividad económica o un arrendamiento de inmueble. Necesidad de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

Respuesta

En cuanto a:

1. Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE):

 En relación a dicha actividad, al no encontrarse especificada en las Tarifas del IAE, esta se clasificará, provisionalmente, en el grupo correspondiente a la actividad a la que por su naturaleza más se asemeje, de conformidad con el procedimiento previsto en el 2º párrafo de la regla 8ª de la Instrucción para la aplicación de las Tarifas del citado Impuesto (RDLeg. 1175/1990, de 28 de septiembre).

Por lo tanto, de referencia debe clasificarse en el grupo 685 de la sección 1ª de las Tarifas, “Alojamientos turísticos extrahoteleros”.

2. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

 El artículo 21 del IRPF, establece que:

Tendrán la consideración de rendimientos íntegros del capital la totalidad de las utilidades o contraprestaciones, cualquiera que sea su denominación o naturaleza,  dinerarias o en especie, que provengan, directa o indirectamente, de elementos patrimoniales, bienes o derechos, cuya titularidad corresponda al contribuyente y no se hallen afectos a actividades económicas realizadas por éste.

En todo caso, se incluirán como rendimientos del capital, los provenientes de los bienes inmuebles, tanto rústicos como urbanos, que no se hallen afectos a actividades económicas realizadas por el contribuyente.

El artículo 22 de la LIRPF dispone lo siguiente:

Tendrán la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arrendamiento o de la constitución o cesión de derechos o  facultades de uso o disfrute sobre aquéllos, cualquiera que sea su denominación o   naturaleza.

Se computará como rendimiento íntegro el importe que por todos los conceptos deba satisfacer el adquirente, cesionario, arrendatario o subarrendatario, incluido, en su caso, el correspondiente a todos aquellos bienes cedidos con el inmueble y excluido el IVA o, en su caso, el Impuesto General Indirecto Canario.”

El artículo 27 de la LIRPF establece que:

Se considerarán rendimientos íntegros de actividades económicas aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos  factores, supongan por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios. En particular tienen  esta consideración los rendimientos de las actividades de prestación de servicios.

Se entenderá que el arrendamiento de inmuebles se realiza como actividad    económica, únicamente cuando para la ordenación de esta se utilice, al menos, una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.

En conclusión:

En el supuesto de arrendamiento de vivienda:

Si el alquiler de la vivienda, se limita a la mera puesta a disposición de la misma de forma temporal, sin complementarse con la prestación de servicios propios de la industria hotelera, tales como restaurante, limpieza, lavado de ropa y otros análogos, no considerándose como tales servicios la limpieza efectuada a la salida o entrada de cada arrendatario, y siempre que no concurran las circunstancias previstas en el apartado 2 del artículo 27 de la LIRPF, las rentas derivadas del arrendamiento de la vivienda tendrán la calificación de rendimientos del capital inmobiliario.

En el caso planteado, se prestan servicios de alojamiento y manutención, lo que supone la puesta a disposición de una parte de la vivienda que se complementa con la prestación de servicios de manutención, servicios propios de la industria hotelera. Por tanto, los rendimientos derivados del alojamiento de estudiantes extranjeros tendrán la calificación de rendimientos de actividades económicas.

 

Marta Ujeda Bravo
Técnico Contable
Clarís Gestió i Documentació

 

¿Interesado en recibir más información al respecto? Haga clic aquí para inscribirse a nuestra newsletter.